“Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”

Cuenta la leyenda que la madre de Boabdil, último rey de Granada, apodado el  Chico, le espetó a su hijo: “llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”; cuando éste en una colina volvió la vista y se puso a llorar al ver lo que había perdido. ¡Cuánta razón tenía  y qué familiar me resulta eso!

Después de más de cinco siglos de historia seguimos igual, no hemos progresado nada. Lloramos ahora por lo que hicimos o por lo que no hicimos en el pasado, en vez de ver que podemos hacer para solucionar los problemas.

Nos quejamos de que Merkel anime a jóvenes españoles a emigrar a Alemania para trabajar en puestos cualificados. Me imagino que si aquí tuvieran las oportunidades que tendrán allí,  estos jóvenes se quedarían en el “país de la pandereta” muy gustosamente; pero la mentalidad de nuestros políticos es incentivar y premiar a los que nunca quisieron estudiar y los que no hacen ni oficio ni beneficio. Pobrecitos.

Nos quejamos, pero nuestra economía se sustentaba en el ladrillo y  el turismo. Por eso mismo, no interesaban jóvenes preparados con  estudios para trabajar en puestos cualificados. Interesaban jóvenes sin ganas de estudiar, dispuestos a trabajar nada más dejar la ESO, inmigrantes dispuestos a trabajar jornadas laborales inhumanas, o lo que es lo mismo, mano de obra barata.  Ahora con la crisis la excelente idea de aquellos empresarios y políticos ha generado dos problemas: el racismo y la hostilidad hacia los inmigrantes porque decimos que nos quitan el trabajo  por una parte y por la otra la famosa generación Ni-ni.

  Luego está la putrefacta clase política,  toda una experta en hacer leyes insulsas y vivir del cuento, que promulga los valores de la sopa boba y la corrupción; y eso unido a la  ideología nacional del pueblo, el “belenestebanismo”, da como resultado: España o el guiño a la ignorancia en grado superlativo.

Nos quejamos de la educación de hoy en día  y del sistema educativo. De ser unos gañanes. Pero es lo que propician los gobiernos de turno cambiando las leyes y haciendo y deshaciendo reformas, cada dos años o cuatro años. No importa si lo que hay funciona o no, lo importante  es deshacer lo que hizo el otro partido o lo hecho por el propio anteriormente, no sea que luego digan que en el Ministerio de Educación no se trabaja. Los estudiantes españoles del siglo XXI son ratas de laboratorio. Así son las cosas, que es más importante que se imparta educación para la ciudadanía en los institutos, que se estudie lo que realmente  se debería estudiar y los jóvenes aprendan valores positivos. Ya se sabe, es cosa de lo políticamente correcto y demás afecciones relacionadas.

No quisiera finalizar sin pedir disculpas por haber puesto al principio del artículo la madre de Boabdil y no la sultana Aixa, pero es que no me salía ponerlo. Espero no encontrarme un comando de feministas mañana en la puerta de casa. Por lo tanto, si durante tanto tiempo hemos hecho las cosas mal, ahora lloremos como niños (no digo como mujeres o niñas por lo del colectivo de feministas).

Iñaki Pardo Torregrosa’11

Relacionado con el artículo de Pérez-Reverte : http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/575/boabdil-no-tenia-motivos/

About these ads

Acerca de Iñaki Pardo

http://inakipardo.wordpress.com/about/
Esta entrada fue publicada en Cajón de sastre, Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s